sábado, 14 de marzo de 2009

Las siete menos cuarto. Los pistones

Cuantas veces habré escuchado este tema en mis tardes adolescentes, recuerdos de pandilla y chicas.

Son las siete menos cuarto en la puerta del sol
y parece no haber plan tampoco para hoy.
¿Qué es lo que te pasará?
¿Cuanto tiempo tardarás?
No hago más que preguntar, no hago más que preguntar.
Como tantas tardes te olvidaste de llamarme,
como tantas tardes una copa y a marcharme.
Son las ocho y cuarto en la Puerta del Sol.
Me cansé ya de esperarte como ayer y hoy.
Me voy a casa a hundirme en un sillón,
a oir la radio o a hacer una canción.
Como tantas tardes te olvidaste de llamarme y
como tantas tardes una copa y a marcharme,
una copa y a marcharme.
Son las tres de la mañana en mi habitación
maquinando una venganza contra ti estoy.
Mañana puede, quizás al otro,
o cuando logre que llegues pronto.
Como tantas tardes te olvidaste de llamarme,
como tantas tardes una copa y a marcharme
una copa y a marcharme.

1 comentario:

Julián Rodríguez dijo...

Y parece no haber plan tampoco para hoy